Freaky fishes!!!

Posted in biología marina, biologia with tags , , , , , , , , , , , on October 12, 2008 by nekros00

Bueno pues, aquí les presento a algunos peces habitantes de las profundidades de los océanos, que me han llamado muchísimo la atención, por sus colores, formas, tamaños y todo tipo de cosas bien escalofriantes… Algunas de ellas… jeje

  • Calamar de Cristal (Teuthowenia pellucida). Cuando se encuentra con un predador, hincha su cuerpo con agua y se transforma en una esfera transparente. Si aun asi no logra pasar desapercibido, llena su cavidad con tinta para mimetizarse con el fondo abisal donde habita (entre 1.600 y 2.500m de profundidad). Calamar de ojos saltones y lumínicos de unos veinte centímetros.

  • Calamar vampiro (Vampire squid). En su postura característica en forma de piña, con su manto dentado recogido por encima de su cabeza. Los cilios en forma de dientes los utiliza para llevarse el plancton a la boca. Ademas son los que le dan aspecto de criatura maligna. Habita entre los 600 y los 1.500 m.

  • Pulpo chupador (Stauroteuthis syrtensis). Es el pulpo del océano profundo, ya que solo se encuentra por debajo de los 2.500m. Para moverse cuenta con dos posibilidades: agitar sus aletas o bien contraer rítmicamente su manto. Hasta la fecha solo se ha localizado en las aguas del Atlántico.

  • El Gran Rojo (Tiburonia granrojo). Se descubrió en 1993 en aguas de California. Es tan diferente a cualquier otra medusa que los investigadores crearon otra subfamilia denominada “tiburoniinae” en honor del robot explorador “Tiburon” que la localizó a 1.500m de profundidad. Carece de tentaculos con veneno.

  • Medusa abisal (Voragonema pedunculata). La multitud de tentáculos de esta criatura de las profundidades, entre 1.000 y 2.000 le permite capturar los pequeños crustáceos que conforman su dieta. Habilita a 3.500m de profundidad y se localizó por primera vez en los fondos abisales frente a la costa de California.

  • Pulpo Gigante (Grimpoteuthis sp). Es otro de los 14 tipos de “pulpo dumbo” identificados hasta la fecha. Lo que le caracteriza es que puede llegar a medir hasta 1.5m de altura. Se encuentra en los fondos marinos de todos los océanos (hasta 5.000m) Aunque también se ha divisado a menor profundidad.

  • Renacuajo Prehistorico (Careproctus longfilis). Este pez con la cara perforada por grandes poros sensoriales parece confirmar el mito del océano mas profundo como santuario de criaturas fósiles que no han logrado evolucionar desde el origen de los tiempos. Solo es posible encontrarle a mas de 3.000m de profundidad.

Advertisements

Avisos para el futuro…

Posted in Uncategorized on October 9, 2008 by nekros00

Proximamente se subirá información sobre reptiles, mamuts, anfibios, triobites, plantas, fósiles, etc…

Reproducción de los Tiburones

Posted in biología marina, biologia with tags , , , , , , on October 9, 2008 by nekros00

Al igual que la gran mayoría de los animales, los tiburones se reproducen sexualmente.

Una vez que los tiburones se han apareado exitosamente y los huevos de la hembra han sido fecundados internamente, los embriones se desarrollan en una de estas tres maneras, dependiendo de la especie:

Ovíparos: Los tiburones depositan en rocas o en algas los huevos, cuyas gruesas cáscaras son resistentes a los depredadores. Los huevos se incuban por días o semanas después, dejando a las crías defendiéndose por sí solas. La gran mayoría de las cáscaras de los huevos son rectangulares y algunas, tales como “el monedero de la sirena” que dejan las pintarrojas, son comúnmente arrastradas a las costas del mar.

Vivíparos: los tiburones dan a luz a las crías, que son alimentadas en el útero de la hembra por medio de la placenta o a través de una secreción conocida como leche uterina. Este tipo de reproducción asegura que la cría estará bien alimentada durante su desarrollo y por lo tanto estará en forma para sobrevivir los rigores del mar inmediatamente después de su nacimiento.

Ovovivíparos: Este tipo de tiburones también soporta a sus embriones internamente y da a luz a las crías, pero no provee ninguna alimentación directa a su prole. En su lugar, los tiburones en desarrollo dependen de los huevos del saco vitelino para subsistir. Algunas especies de tiburones, tales como los tiburones mackerel, practican la oofagia, en la que las madres producen una pequeña cantidad de huevos no fertilizados que son ingeridos por los embriones en desarrollo.

Órdenes de los Tiburones

Posted in biología marina, biologia with tags , , , , on October 9, 2008 by nekros00

Los tiburones se clasifican en ocho órdenes, cada uno de acuerdo a características físicas comunes que agrupan a especies emparentadas. A pesar de que parece bastante simple, clasificar a los tiburones no es nada fácil, debido a que las características empleadas para definirlos no son siempre inmediatamente obvias. Algunas de estas características incluyen el número de branquias, el número y tipo de aletas, la presencia de una membrana sobre el ojo, el tipo de reproducción e incluso la estructura de las válvulas del intestino.

Clasificar a los tiburones es tan complicado que incluso los expertos no pueden concordar sobre cuáles especies precisamente pertenecen a qué orden. Algunas autoridades ponen al tiburón Anguila, del cual sólo se conoce una especie, en un orden separado que se denomina Chlamydoselaquiformes. Mientras, otros asignan a un grupo conocido como los tiburones zarza, cuyas dos especies son catalogados como Escualiformes por la mayoría de los taxonomistas, a un orden propio llamado Equinoriniformes.

Los ocho órdenes comúnmente más reconocidos son:

1.   Heterodontiformes: Tiburones Cabeza de Toro, que contienen un solo género y sólo diez especies, incluyendo el Suño Cornudo.

2.   Orectolobiformes: Tiburones Alfombra. 34 especies, incluyendo el Tiburón Ballena, el Tiburón Nodriza y el Tiburón Cebra.

 

3.   Lamniformes: Tiburones Mackerel. 16 especies, incluyendo los muy conocidos Tiburón Blanco y el Mako.

4.   Carcarriniformes: Tiburones de territorio. El grupo más complejo, con unas 270 especies, incluyendo los Tigre, Martillo y los Tiburones Punta Negra de Arrecife.

5.   Hexanquiformes: Tiburones Vaca. 4 especies con seis o siete branquias.

6.   Escualiformes: Pintarrojas. Unas 115 especies, incluyendo la Pintarroja, el Tiburón Gato y Tiburón Linterna.

7.   Escuantiniformes: Tiburones Angel. Unas 18 especies, todos con forma aplanada.

8.   Pristioforiformes: Tiburones Sierra. 8 especies, todos con hocico en forma de serrucho.

Anatomía general de los tiburones

Posted in biología marina, biologia with tags , , on October 8, 2008 by nekros00

Orificios Nasales: Proyectados debajo de su hocico, los orificios nasales prueban el agua buscando los rastros de la próxima comida. No tienen nada que ver con la respiración del tiburón. Un tiburón puede oler sangre en el agua a 400 metros de distancia. Dos tercios del cerebro del tiburón están dedicados a interpretar olores.

Ojos: Al igual que en los depredadores terrestres, los tiburones tienen una capa reflexiva situada detrás de la retina llamada tapedum lucidum. Le permite al tiburón ver con muy poca luz. Es porque la retina mide la luz dos veces, cuando entra en el ojo y una segunda vez luego de que esa misma luz rebota en la capa reflexiva y vuelve a la retina.

Dientes: Son el arma de caza principal de los tiburones. Serrados y afilados, como una cuchillo de pan, pueden rebanar con facilidad la carne de pescados o mamíferos marinos. Cuando se desgasta uno de los dientes o se rompe, es reemplazado por el que está detrás.

Ampolla de Lorenzini: Hasta hace poco, estos órganos microscópicos eran un misterio para los científicos. Ahora sabemos que pueden detectar cambios mínimos en el campo eléctrico de la Tierra, causados por animales cercanos. Estos increíbles órganos, incrustados en la cabeza de los tiburones, sólo son efectivos en distancias cortas y solo con ellos, sin olfato, vista u oído, los tiburones pueden localizar a sus presas.

Ranuras branquilaes: Los tiburones tienen de 5 a 7 pares de ranuras branquiales a cada lado de la cabeza. Por ahí respiran. El agua entra por la boca y sale por las ranuras. el intercambio de gases se produce en la superficie de los filamentos de las ranuras branquiales.

Aleta pectoral: Los tiburones tienen un juego igual de estas, una a cada lado, al frente del cuerpo. Son usadas para seguir el rumbo, mientras nada.

Aleta dorsal: Los tiburones pueden tener una o dos aletas a lo largo de la línea dorsal. Como el resto de las otras, lo ayudan a estabilizarse en el agua. Llamadas primera y segunda aleta dorsal, son antibamboleo.

Línea lateral: Cruzando el cerebro y extendiéndose a ambos lados de su cuerpo, hay unos diminutos canales con fluídos llamados línea lateral. Son muy sensibles a pequeñas vibraciones en el agua, como las que generan las focas o peces heridos. Con estos delicados sensores, los tiburones pueden sentir su próxima comida, aún cuando no la vea.

Aleta pélvica: Vienen en pares, una a cada lado, en la parte posterior del cuerpo. En los machos, éstas aletas están modificadas en órganos llamados broches fálicos. Uno de estos es usado para transferir el esperma a la hembra durante la copulación.

Aleta anal: No siempre se verá esto en un tiburón, pero si está presente, se encontrará detrás de las aletas pélvicas y antes de la cola. Se cree que actúa como estabilizador adicional en las especies que la tienen.

Cola: Es en realidad un grupo de aletas modificadas, la aleta caudal forma el segmento superior de la cola, mientras que la sección inferior se denomina lóbulo inferior. Aquí es donde se da la acción del nado; la aleta caudal ayuda a la propulsión. Cuando los lóbulos son similares en tamaño, a la cola se le llama lunada.

Evolución de los Tiburones

Posted in biología marina with tags , , , , , on October 8, 2008 by nekros00

Los tiburones han existido por mucho tiempo. Los primeros tiburones que se conocen, evolucionaron hace unos 400 millones de años, más de 200 millones de años antes que los dinosaurios, y eran depredadores bastante comunes. Más de 2.000 especies han sido identificadas a partir de los archivos fósiles, comparadas con las casi 1.000 que sabemos que existen hoy en día.Los tiburones más antiguos que se conocen eran muy diferentes en apariencia a sus contrapartes modernas. Algunos lucían más como anguilas que como peces típicos. Muchos de ellos tenían hocicos redondeados en vez de los puntiagudos con los que asociamos a los tiburones de la actualidad; tenían cerebros más pequeños y sus dientes eran suaves, en vez de afilados o serrados como los que típicamente observamos hoy en día en los tiburones modernos. Sus aletas eran menos flexibles y maniobrables y, posiblemente, los tiburones de la antigüedad eran menos ágiles que sus primos modernos. Pero en algunas cosas eran muy similares a los animales a los hoy llamamos tiburones, con el mismo esqueleto cartilaginoso, múltiples hendiduras branquiales y dientes reemplazables.

Biolumiscencia

Posted in biología marina, biologia with tags , , , on October 7, 2008 by nekros00

La luz en los seres vivos, aunque no aparece en los peces de agua dulce, no es rara en los océanos y en muchos grupos de animales, incluyendo a numerosos peces marinos. La producción de luz se ha desarrollado más extensamente en muchas de las especies que viven a media agua o como cavadoras en los fondos profundos. Se sospecha que los órganos luminosos les sirven a los propios peces para reconocer a las especies y a sus parejas.

Ciertos órganos luminosos de la cabeza quedan implicados para actuar como cebos que permiten atraer a las presas.  La luminiscencia produce generalmente luz de color verde o azúl. Los órganos tienen utilidad como caracteres taxonómicos.

La luminiscencia es de dos tipos:

– La que resulta de la presencia de bacterias luminosas que viven en el pez y,

-La que nace de células por sí luminosas, llamadas fotóforos.

La luminiscencia propia puede ser luz generada por el animal en sus tejidos o mediante la descarga de una secresión luminosa. Otras hipótesis explican el uso de la luz como cebo para la presa, para confundir a los predadores, como aviso o para desvanecer la silueta del pez.